jueves, 12 de enero de 2012

A mí no se me olvida.

A mí no se me olvida cuando cada vez que estás conmigo, me miras.
A mí no se me olvida cuando cada vez que me diriges la palabra, siempre terminas sonriéndome.
A mí no se me olvida cada tontería que dices.
A mí no se me olvida cuando me dijiste si quería que me volviese de donde estaba contigo. 
No se me olvidará JAMÁS.



No hay comentarios:

Publicar un comentario