lunes, 30 de septiembre de 2013

"No voy a ser vulgar porque soy una dama."

No voy a ser vulgar porque soy una dama. 
A día de hoy, después de muchos escritos aquí, sigo recibiendo lo mismo. Estoy desaparecida y quizá no debería, pero... ¿hay algo que haya cambiado? ¿yo? no, yo sigo siendo la misma, pero alejada. ¿Qué quiero decir con esto? que si nada ha cambiado, ¿para qué volver? 
Tomaos esto como queráis, pero es así. 
Lo siento muchísimo pero si nada cambia, significa que nada tiene que cambiar, ¿no es así? yo he de seguir.
Estoy ya cansada, muy cansada... me canso de dar y recibir exactamente lo mismo. 
Me canso ya de pedir perdón y de intentar arreglar las cosas si luego se echa en cara.
Me canso de discutir, me canso de estar aquí. 
Quizá yo deba hacer algo por cambiarlo, pero... ¿qué gano si quiero hacerlo? las cosas ya no son lo que eran. 
Pasáis, pasáis, pasáis y seguís pasando, el problema es, que pasáis de cosas que no debéis pasar, también me canso de eso.
Explico el por qué me alejo, fácil, conocí gente nueva maravillosa, formamos un grupo, esta gente están formados de tiempos atrás y yo debí estar allí hace mucho tiempo.
Termino aquí, no tenía que deciros nada más, si me leéis, tampoco creo que vayáis a hacer grandes cosas.