Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2014

2014.

Navidad.

Érase una vez una chica que siempre dijo, en todas y cada una de sus etapas de la vida: "sé feliz y disfruta, pero con precaución." Vivió, sintió morir, sintió estar muerta en vida y tuvo ratos felices. Su vida fue vida, ni fue feliz, ni fue lo contrario, ni fue justa ni injusta, fue... vida, ella lo denomina vida, ya está, pero... la suya. Su vida se ha basado en estar rodeada de momentos con su familia, gente que fue para ella familia y... gente, a secas. Tuvo que estar tomando decisiones desde que era muy pequeña y... las tuvo que tomar sin saber realmente si estaba bien o estaba mal. No era consciente de que poco a poco crecía y se convertía en una mujer... y no diré completa, porque siempre le faltó algo. Tuvo que adaptarse a los momentos que eran acordes a su edad, pero no sabía que realmente lo estaba haciendo. Tenía fama de ser pequeña, lo que traía como consecuencia ser tratada como una niña. A su gente siempre les costó adaptarse a ella y a sus momentos, a …

21:55 - 4 De Octubre.

Sigo en pie sin saber por qué. Últimamente hago cosas inconscientemente, no sé en qué día vivo, ni por qué. No hago más que preguntarme qué hago y por qué, no hay un día que no lo haga. ¿Recordáis aquel post en el que dije que creía que mi moral superaba a mis principios o a mis sentimientos? pues lo confirmo hoy, día 4 de Octubre. Es totalmente así, llego a pensar incluso que mis principios me traicionan. A día de hoy no tengo ni siquiera una balanza que me diga qué debo seguir, lo hago inconscientemente. Llego a pensar también, que igual me puse unos principios muy altos, pero es que.. son los que aprendí a seguir, los que la vida me hizo empezar. Me traiciono a mí misma como persona, no lo explicaré, no estoy para ello. Sólo diré que es así, que no sé ya ni qué necesito. Sólo sé lo que está bien y mal, pero con respecto a mí, ya no sé nada. Es como si ya no me conociera. Es como si la vida hubiera desestabilizado a mis principios y mi moral y hubiera formado a una persona completam…

01:07

Vísperas de mi cumpleaños. Una semana, justa. No me apetece realmente organizar nada, me apetecen cosas ñoñas el día de mi cumpleaños, algo estúpido, pero cierto como la vida misma. Cumplo 20 añitos, número redondo. Estos años han estado llenos de alegrías, tristezas, sentimientos de nostalgia, amor, dudas... de muchas cosas. Pero en estos últimos años parece como si todo hubiera dado un revés, como si todo se hubiese torcido, supongo que la vida hace que se te presenten situaciones en las que no tienes más remedio que hablar contigo misma y plantearte el cómo seguir adelante y pensar qué hacer y qué sentir en cada momento. Yo suelo hablar muchísimo con mi persona, porque suelo tener muchísimas dudas siempre, y siempre intento volver a lo que era y a lo que dejó de ser y ya no se puede. He cometido errores, los he cometido siempre, pero digo yo: ¿y en eso no consiste crecer? 
Es cierto, errores gordos, pero digo yo, es que así crece una persona, equivocándose, ¿no dicen que el hombre e…

3/7/2014.

Se vuelve a acabar una etapa de mi vida en la que he sido feliz, me he sentido bien, he hecho cosas que jamás haría y en la que he conocido a personas que han marcado esa etapa, aunque a algunas ya las conocía. Acaba porque todo tiene que acabar, mal o bien, pero tiene que acabar. Esto, como todo, quedará guardado, y muy guardado. No sé en qué pensé, a veces no sé ni qué cojones pienso y estoy pensando. Querer quiero, y apreciar aprecio, y cuando quiero o amo, siempre lo hago sin reparos aunque siempre haga daño porque siempre lo hago, y sin querer. A veces ni sé qué hago conmigo misma. 
He sido muy feliz, completamente feliz, pero se ha venido tan, tan abajo, que mi persona no se sostenía. Estamos en verano. Esta época, que ha sido siempre la que más he adorado siempre, se ha convertido en la que jamás quise que pasara. 
Para mí, la madurez, es cometer actos sabiendo qué haces, siendo completamente consciente. Es cometer actos de locura, buscando la felicidad en actos de niña, sin real…

21:32.

No puedo estarme quieta ni dormida. A mi cama la tengo demacrada y estoy yo sola. No me sale nada e intento escribir. Tengo tantas cosas en la cabeza ahora mismo que no me sale nada. Me sudan las manos. Se me resbalan. He apagado y vuelto a encender el móvil sin razón alguna. Mi madre me dijo una vez: "Tú tienes mucho amor que dar." y yo me pregunté: "Y... ¿por qué no son los demás los que tienen ese amor que dar?" Pregunta a la cual no obtuve respuesta. Mi mente y la vida no quisieron responderme. Creo, que me están respondiendo los actos. Actos, en general, no tengo fichado a ninguno.  Hablemos de fiestas, de ocasiones bonitas. He terminado por odiarlas. Ellas me odian a mí, no me arrastran. No las quiero ya, ya no quiero nada que en su momento pedí. En algún momento esto dará su giro, es la pequeña esperanza lo que nunca se pierde. 

Terminado: 02:08.

No quieres decir que te ahogas, porque entonces te ahogas. ¿Qué ocurre? que ahora mismo, a las horas que son (01:42), cogerías un vuelo y te perderías y que nadie supiera dónde estás, que sólo lo supieras tú, pero como todos sabemos, existen inconvenientes, dinero, horas, reserva de billetes... ¿ganas? de esas tienes como para rellenar todo lo que realmente te falta. Estás sumergido en un continuo estrés que no deja de hacer que te den ataques de histeria y de querer no oír tu nombre más.¿Dramático? no, chico, la vida. Defínela como quieras. Después, tienes un espacio de tiempo que físicamente permite que descanses y puede hacer que te realices como persona, pero... no puedes, ¿por qué? estás sumergido, no puedes. Algún día comenté con un gran compañero: - Filosofa conmigo, venga. - A ver, tú eres grande, y estás en algo grande. - Aro, la polla. (perdonad la expresión, él es así). - Nooooo, a vé', digo que eres grande y que estás en algo grande, ¿has entendido? - Amo' ve, me estás di…