miércoles, 12 de abril de 2017

:3

¡Hola de nuevo! Voy a ejercer una de mis funciones principales actuales. 

Había una vez un chico que cuando tenía quince años comenzó a salir con una chica que tenía dieciocho. Este chico sentía una cierta atracción hacia esa chica y esa chica se enamoró del chico, pero hasta que él no dio el paso de confesarle que le gustaba, no empezaron a salir juntos. 
Pasaron cinco meses juntos, unos momentos bonitos, unos momentos difíciles y... finalmente, pasado ese tiempo, rompieron, ¿Por qué? porque el chico no se sentía cómodo con ella, se sentía agobiado, así que dejó que se fuera y rompieron.
El chico, que seguía teniendo quince años, pensó realmente que no lo pasaría mal, que fue él el que rompió con ella y él no lo estaba pasando mal, y pensó: "a vivir.". Lo que realmente no sabía es lo que le iba a venir después.
El chico terminó sus estudios, pasó unos años teniendo su rutina diaria, pasando unos momentos algunos dulces y otros amargos, como todo en la vida. Hasta que... cumplió 20 años. Cuando cumplió esa edad empezó a darse cuenta de que algo le estaba carcomiendo, que... algo le hacía sentir mal de vez en cuando. Poco tiempo después se dio cuenta de que se había enamorado casi ciegamente de la chica. Volvió a ella, buscó cómo contactar con ella, buscó a amigos que tenían en común, les preguntaba por ella. Un día, de camino a casa, después de haber tenido un horrible día en clase y de estar llorando en la estación, se encontró sin esperárselo, a una amiga suya que tenía en común con la chica, a lo que el chico después de preguntarle cómo le iba, le preguntó qué era y qué sabía de la chica. Su amiga, muy convencida, le dijo que se fue lejos y que estaba viviendo con su novio y que estaba muy contenta con su nueva vida y con su trabajo. Habían pasado siete años desde entonces. 
El chico volvió a casa llorando, después de lo que le había pasado y ahora esto... fue demasiado para él. Se pasó toda la tarde llorando. Su prima fue a visitarlo a su casa, que estaba sola. El chico se encontraba sentado en el sofá limpiándose las lágrimas y con el ordenador en las piernas buscando cómo solucionar un problema de clase. 
Años después, sus sentimientos siguen siendo los mismos, no han cambiado ni un ápice, avanzó en sus estudios y solucionó los problemas que le acontecían por aquel entonces. Pero sus sentimientos siguen siendo los mismos e incluso hacen que emocionalmente esté aparcado en ese sentimiento por esa chica. Se puede decir que en este aspecto es estable, porque sabe muy bien lo que quiere aunque no lo consiga y por tanto sabe qué quiere con el resto del personal que se le pone por delante. 
Ojo, es estable pero no hace que esté bien, porque emocionalmente está estancado aunque está avanzando en su vida.
Por otra parte, sus problemas en casa tampoco es que ayuden demasiado, sus familiares cada vez están más distanciados y él espera tener la ayuda que necesita de ellos pero a veces es imposible. 
Lo tiene que sacar todo adelante, tiene sus objetivos, pero entre una cosa y otra, todo se le retrasa y todo se le viene encima. ¿Cómo lo saca? como diría alguien muy querido por él: "sigue nadando."

Un traje de buzo y a seguir, chavales. 
Os preguntaréis: ¿Hasta cuándo seguirá estancado emocionalmente? pues... hasta que consiga su objetivo, que seguramente... no lo conseguirá del todo. 
También os preguntaréis: ¿Por qué has estado tanto tiempo sin escribir? pues... no he tenido tiempo ni para respirar, pero bueno, nunca es tarde si la dicha es buena, así que... salud y a disfrutar de estos escritos. :3