miércoles, 30 de noviembre de 2011

Días, actos, problemas.

Días que piensas que es mejor desconectar, alejarse de todo, alejarse de redes sociales, móvil, ordenador, etc.
Estás en tu cama sin nada a tu alcance, nada que te tiente a encender el móvil ni el ordenador, sólos tu cama y tú. Piensas que esos cabreos, enfados, alteraciones, tristezas no sirven de nada, que lo que te ha pasado no ha sido para tanto pero aún así te ralla, ¿por qué? porque están dentro de tí, porque ha llegado de tal manera a tí que no puedes dejar de pensar en ello, porque lo que ahora se ha convertido en un problema antes era lo que te hacía feliz, el motivo de tu sonrisa, el motivo que te hacía sentirte bien. 
Piensas que todo lo que has hecho lo has hecho sin querer, no lo has hecho queriendo. Actos que cuando llegas a tu casa y te adentras en tu habitación dices: "yo no me he comportado como debía" ¿por qué? porque antes eso no lo hacías, te das cuenta de que las cosas cambian y de que antes no hacías las cosas que haces ahora, que ahora te has convertido en una persona que se está desmadrando, ni mucho ni poco, sino que se está desmadrando. Ese momento de la vida en el que sientes un cosquilleo en el estómago cuando ves a una persona que te hace sentir diferente, te hace sonreir por el simple hecho de estar en el mundo, que cuando ves que no está, te sientes vacía, ¿por qué? porque tienes un serio sentimiento que a veces puede ser tan maravilloso, que te sorprendes, es el amor. Situaciones en las que te sientes pequeña, pequeña en el sentido de indiferente, de agena al mundo, ¿por qué? porque un simple hecho hace que te sientas así. 
Circunstancias en las que estás nostálgica, encuentras fotos, música, videos, etc y te hacen sentir así porque te recuerda a que has pasado uno de los mejores momentos de tu vida. 
¿Sabes? las musarañas existen, ¿sabes por qué? yo pienso en ellas también.




PD: Te quiero. 



domingo, 27 de noviembre de 2011

Llama, llama.

¿Que no sabes qué fue de mí? llama si continua el mensaje de apagado o fuera de cobertura.
.#.



sábado, 19 de noviembre de 2011

¡Déjame!

Deja de estar en mi cabeza, desaparece de una vez,
vete, se feliz, y déjame serlo a mí, deja de aparecer cuando no quiero que aparezcas.
Deja de sonreirme, deja de enamorarme cada vez más, deja de decir que
hiciste las cosas bien, deja de justificarte, 

Deja de querer ser mi amigo.
Deja de ocultar cosas que sientes, vete, desaparece, y tarda en volver, y si vuelves, que las cosas empiecen desde el principio y yo deje de sentir esto, porque estoy HARTA
de estar así, ya es hora de ser feliz, así que, te pido por favor que desaparezcas,
¡DESAPARECE POR FAVOR!

domingo, 13 de noviembre de 2011

Todo un año de momentos.

Éramos personas que cada vez que salíamos, nos lo pasábamos bien, lo pasábamos genial, risas, tonterías, momentazos, tablones, comentarios absurdos, fotos de desmotivaciones demostrando cuánto nos queríamos, hemos estado juntas, hemos vivido y pasado mucho juntas, mucho.
No contándome a mí, se querían muchísimo, se reían.
Hemos tenido momentos en los que hemos llorado, nos hemos desahogado, y al día siguiente, no nos hemos podido reír más, y no hemos podido disfrutar más de la noche anterior.
A dos de ellas las conocí el año pasado, hemos permanecido juntas, y a la otra la conocí comentando yo uno de sus estados, en en el que decía que se encontraba sola, la ayudé ese día a no sentirse sola, desde ese momento, más no la pude querer.
No sé qué haría si una de las 4 faltase, han llegado a mi vida, no será tan fácil apartarlas de la misma.

Ahora me arrepiento.

Me arrepiento, ¿sabes por qué? porque no me querías, y hoy, me lo has dejado claro, ¿yo qué dije?
que seguiría adelante y que si es necesario, lo pasaría mal, y estoy siguiendo adelante.
Menos mal que no te dije nada...

Ya lo hice.

No debí decir nada, a nadie, no debí hacerlo... lo que me queda ahora es seguir adelante y no perderlo como amigo.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Te echamos de menos a tí entero.

Pequeño, te necesitamos, ella te necesita porque echa de menos el que estés con ella, echa de menos momentos que ya habéis pasado juntos, necesita que la abraces cuando ella más lo necesita, y es ahora. Yo te necesito porque sin tí la ayuda no sería la misma, yo no la ayudaría de la misma forma, te necesito por eso y porque yo también echo de menos tus comentarios tontos, tus conversaciones en plan besugo conmigo, tus conversaciones conmigo serias, lo echo de menos TODO. Sinceramente espero que estés siempre con nosotras, porque sin tí nada sería lo mismo, porque te queremos, pequeño.

martes, 8 de noviembre de 2011

Todo es querer.

Ahora mismo siento que debo arriesgarme, pasarlo mal si es necesario, aprender de ello y disfrutarlo a más no poder si es bueno, sí, yo decidí hacerlo, ¿por qué? porque le estoy haciendo caso a lo que siento, y no quiero dejarlo pasar. No necesito más que tener una sensación de relajación, de estar sientiéndome bien, de sentir cuando llego a casa la satisfacción de decir: "Estoy muy feliz, soy feliz". Aunque esto no dure eternamente, me da igual, porque cuando se acabe, sabré que he sido feliz y que puedo llegar a serlo de nuevo si quiero. Todo es querer.


lunes, 7 de noviembre de 2011

Negar, negando, negado.

Me haría falta que no me negases tus sentimientos, no aparentes que no sientes nada, quiero saber lo que sientes, necesito saber lo que sientes, sé que tienes sentimientos.
En un principio creí que apenas te conocía pero me dí cuenta que sí que te conozco.
No sé si en un futuro sentiré esto que siento pero de momento no quiero dejar de sentir lo que siento, no quiero, aunque nunca se sabe, por eso quiero arriesgarme, pero por otro lado no me atrevo porque sé que cuando vaya a hacerlo me quedaré en blanco porque no me saldrá, me conozco.