Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2015

Un día como otro cualquiera.

Se me acumula el trabajo pero no sé cómo empezar. Sé lo que tengo que hacer, pero no sé cómo asimilarlo ni cómo empezarlo. Es como cuando tienes prisa y lo abarcas todo, sobresale, ¿no? pues así es, espero que lo entendáis, sinceramente. Mirad, me sé hasta las soluciones para solventarlo, pero es que soy tan jodidamente difícil, que no lo hago bien, o no debo hacerlo bien. ¿Desde cuándo a mí las navidades se me han hecho cortas? ¿DESDE CUÁNDO SEÑOR? Pues... están siendo las más cortas de toda mi vida.  Hacer las cosas las termino haciendo, pero nunca sin presiones y nunca sin tensión. 
Imaginad ahora si esto lo extrapolamos al ámbito de las relaciones amorosas. Para mí se añade más presión, porque son más cosas las que tengo que hacer y a las que tengo que comprometerme, ¿llegáis a entenderlo? Necesito un espacio para mí, para no hacer nada, llegar a pensar: "hostia, no tengo que hacer nada en un puto año entero." ESO ES REALMENTE LO QUE NECESITO AHORA, pero tal y como están la…

Ya, día 4.

Supongo que te pasará eso de releer todo lo que escribes, a veces para ver si tienes alguna falta, otra para ver si tiene sentido, para ver si queda bonito... o también hay otros casos en los que simplemente, lees por inspiración, porque sabes que te apetece escribir, y vuelves a inspirarte según tus escritos. Esas cosas pasan porque según lees, asocias lo que has escrito anteriormente a la situación en la que te encuentras en tu vida. Una vez que terminas de releer, empiezas a pensar en tu vida, no piensas en lo que ha cambiado, sino en lo que vas a escribir después de pensar en tu vida y asociarlo con tu situación actual. Empiezas a escribir pensando que vas bien encaminado/a, hasta que te das cuenta de que lo que estás escribiendo no tiene sentido porque has empezado a mezclar los sentimientos que se han venido a la mente mientras leías, con lo que estás sintiendo en tus circunstancias actuales. Con lo que vuelves a borrar y empiezas de nuevo.
Ya la cosa va cobrando sentido, una ve…

¿Habéis oído hablar alguna vez del narrador externo omnisciente?

Julia era una chica de 21 años que prácticamente no sabía dónde estaba de pie, pero siempre le dio vergüenza decirlo porque se meterían con ella y eso era un hecho. Hasta que encontró a una "hermana" a la que no le dio vergüenza decírselo, porque para ella es un pilar fundamental desde que la conoció. Se dio cuenta hace meses de que ya no era una niña, pero no sabía cómo afrontarlo, se equivocó y siguió equivocándose. Eso hizo que cometiera errores que cambiarían su futuro. Tenía solución, efectivamente, pero ya no era lo que realmente quería.
Se metía y se mete en berenjenales ella sola porque es una chica tan jodidamente difícil que se mete y sale sola de todos ellos, no sé si decir que es admirable o una gilipollez.  Aunque sus sentimientos parezcan claros, no lo están, parecían estarlo, pero no, no lo están, por eso comete también muchos errores.  Julia es la sustituta de todos y está para todos. Llegó a pensar que sería el fallo más grande de toda su vida, ¿por qué? Por…
¿PERO POR QUÉ? ¿POR QUÉ COJONES NO SOY CAPAZ DE HACER COMO TODAS LAS PERSONAS QUE AMAN TANTO Y DEJAN DE AMAR? 
¿POR QUÉ EL TRATO QUE TUVE CONTIGO IMPLICA TANTO EN LA FORMA QUE TENGO DE TRATARTE AHORA? ASÍ NO SE PUEDE VIVIR. 
Yo creo que tiene que haber algo dentro de mí que tiene que ver con eso. 
Miré en lo más profundo de tu alma esperando encontrar algo que me relacionara contigo, pero al parecer, sólo era vacío porque me equivoqué al llamarlo alma. 

Incorporaciones al alma.

Después de 8 años de aquella vida escolar tan intensa, he de dar las gracias por haber estado allí, por haber pasado uno de los peores momentos de mi vida y a su vez los mejores. 
Por haber conocido a personas que me hicieron felices y me hicieron la vida difícil sentimentalmente durante esa etapa.  Mis últimas palabras mantenidas con uno de los profesores más queridos por mí fueron: "Dejar esto supone quedarme huérfana de padres." Explicaré por qué. Ahora me dejan al aire, me dejan enfrentarme a una vida que comienza con otra rutina a la que todavía no consigo acostumbrarme, me obligan a deshacerme de mi vida anterior... no, tranquilos que no es miedo.  Decían que yo estaba luchando para mi futuro pero nunca me hice a la idea de que así era. Y llegó la hora. Como siempre digo: siempre llego tarde.  Gracias, muchísimas gracias a todos los que confiaron y a los que no. Gracias a aquellos que me dieron un abrazo cuando yo decía que no podía más. Gracias a aquellos que sabían que cu…

Enero.

Con todo el frío del mundo íbamos a hacer ese viaje que tanta ilusión nos hacía. Allí.
Pasaban las semanas hasta que... una semana antes del viaje vino todo. Me faltaban por preparar muchas cosas y cada día que pasaba más lenta las preparaba, en la medida de lo posible. Cada vez estaba más cerca ese día. Tenía miedo, era la primera vez que viajaba fuera de España, debería haberme dado un ataque de nervios, pero no, no me dio.
Un sentimiento de tristeza inundó mi cuerpo y mi mente. No podía sentir ilusión, la situación me entristecía. La situación de estar como estaba hacía que yo no me fuera feliz ni me fuera tranquila, como debería haberme ido. Todo dio igual.
Y por fin llegó el día de irme. Últimas cosas, ese día sí estaba bastante nerviosa, pero no lo exteriorizaba. Estaba lista. Montada en el coche me entraron ganas de llorar, y a la vez pensaba si lo tenía todo. No lo tenía todo. En el aeropuerto de aquí empecé a exteriorizar todos los nervios y ya pasaron a ser enfados. Ya se ac…
-¿A mí no me das un beso?
- *Le miro*
-Otra voz: ¡Vaya cara con la que te ha mirado! ¡Eso es que no quiere dártelo!
-No debería. 

Sigo diciendo que esto es lo mejor que puedo ofrecer. 
Yo no quiero todo aquello que me recuerde a ti, pero no puedo alejarme de tu recuerdo. 

¿Dónde se quedaron aquellas historias que mamá me contaba que parecía  que yo nunca capté como debía?

Nunca supe interpretar las señales que me mandaban,  no estudié para ser intérprete, parece ser que simplemente, estudié. 

Y si te digo... que la máscara que te dije que llevaba... ¿no era una máscara?






 Aprende de una vez, que no es lo mismo 17, que 20. 




FDO: Aquella que dice ser la voz pasada. 

Allí.

Yo estaba allí, en aquel lugar, sin verte, pero imaginando tu cara, imaginando lo que te haría si alguna vez te volviera a ver. Quién sabe si sería bueno o malo, nunca se sabe lo que pasa cuando una persona así te pasa por delante después de tanto tiempo.

Al principio siempre fue bueno lo que te haría, porque a cada sitio al que iba contigo, siempre estaba iluminado cuando pasabas por él. Era como una niña cuando estaba contigo, te quería pegar, te quería tirar al suelo y te odiaba y  te quería al mismo tiempo, de forma irracional. Contigo siempre decía cosas incongruentes, sin sentido, llegaba a casa y me cabreaba contigo sin tú haber hecho nada. Contigo nunca tuve sentido.
Yo sola me ponía histérica y de forma muy anormal pero tú eras el culpable y siempre lo fuiste. No hubo un día en que no lo fueras.
Empecé a quererte de una manera tan bestia que hasta fui capaz de hacerme daño físicamente, hasta destrozar muebles. Lo normal cuando uno quiere tanto es hacer locuras, también las hi…