martes, 30 de junio de 2015

¿Por qué os contradecís tanto?

lunes, 22 de junio de 2015

Y... vuelvo a ti, al que ha corrido un tupido velo ante mí. 

martes, 9 de junio de 2015

Miré en lo más profundo de tu alma esperando encontrar algo que me relacionara contigo, pero al parecer, sólo era vacío porque me equivoqué al llamarlo alma. 

sábado, 6 de junio de 2015

Incorporaciones al alma.

Después de 8 años de aquella vida escolar tan intensa, he de dar las gracias por haber estado allí, por haber pasado uno de los peores momentos de mi vida y a su vez los mejores. 
Por haber conocido a personas que me hicieron felices y me hicieron la vida difícil sentimentalmente durante esa etapa. 
Mis últimas palabras mantenidas con uno de los profesores más queridos por mí fueron: "Dejar esto supone quedarme huérfana de padres." Explicaré por qué.
Ahora me dejan al aire, me dejan enfrentarme a una vida que comienza con otra rutina a la que todavía no consigo acostumbrarme, me obligan a deshacerme de mi vida anterior... no, tranquilos que no es miedo. 
Decían que yo estaba luchando para mi futuro pero nunca me hice a la idea de que así era. Y llegó la hora. Como siempre digo: siempre llego tarde. 
Gracias, muchísimas gracias a todos los que confiaron y a los que no. Gracias a aquellos que me dieron un abrazo cuando yo decía que no podía más. Gracias a aquellos que sabían que cuando yo decía: "no puedo más." era que seguía pudiendo cada día más. 
Como sabéis, sigo sintiendo, he incorporado un sentimiento más a mi alma a parte de los muchos que tengo que hacen que cada día me vuelva loca: mi más sincera satisfacción. 
Gracias a aquellos que ahora se sienten orgullosos de mí, aunque, siendo como soy, esperaba que lo estuvierais bastante antes, pero oye, nunca es tarde si la dicha es buena, así que, muchísimas gracias.

Es difícil desprenderse ahora de esos momentos en los que te sentías nervioso cuando llegaba la hora de matricularte en el instituto en la ESO y... ¡jo! ¡que voy a estar sola! ¡puf! ¡qué difícil es esto! y pasaba un curso tras otro, se te iba quitando el miedo, conocías a gente de todo tipo, profesores que te daba asco saludar pero que con el paso del tiempo te ibas dando cuenta de que se merecían un premio por ser tu profesor. Con esto quiero decir que los post y tweets que pongáis mientras os sacáis la ESO o Bachillerato, nunca serán verdad porque después os vais a sorprender, después os vais a sentir a gusto recordando todos esos momentos. 

Me siento orgullosa de haber conseguido lo que conseguí y desprendiéndome aunque nunca del todo de aquella maravillosa etapa de mi vida. 

Vuelvo a decir, ¡GRACIAS!