lunes, 29 de agosto de 2011

Y esto fue el viernes después de mi santo.

Llevábamos días pensando en cómo celebrar mi santo, en principio pensamos en ir por la mañana al centro y estar de tiendas pero luego decidimos ir al rio, (al lado de plaza de armas) pero definitivamente, decidimos irnos desde por la mañana hasta por la noche y al mediodía ver una peli. El viernes por la mañana, a las 11 de la mañana, llegó primero mi querida L, y me hizo la cama, jajaja, y después llegó mi mejor amiga, con la que todo me cuento, cogimos el bus, al pasar por la parada de los bomberos, nos encontramos con M, mi loca jeje, se sentó a nuestro lado, estuvimos hablando de nuestras cosas, cuando ya estábamos llegando, nos llamó uno de nuestros amigos. Nos paramos en plaza de armas (estación) y a continuación vimos a nuestro amigo y nos fuimos de tiendas y más tarde, a comer. Después de comer, nuestro amigo se fue. Más tarde, mis amigas y yo nos fuimos a plaza de armas (Centro comercial) a mirar si podíamos ver la película de destino final 5 (que era la que íbamos a ver en un principio) pero claro, al final, se torció la cosa y no pudimos verla, a continuación, estuvimos dando muchas vueltas hasta las 6 que es cuando llegarían el resto de gente que nos faltaban, vinieron algunos, pero aún nos faltaban más. Una vez llegaron todos, nos pusimos a hablar, nos presentamos a muchísima gente, a reírnos a carcajadas, vimos a gente que no veíamos desde hacía un tiempo, en fín, un día maravilloso. Cuando ya nos íbamos, nos montamos en el autobus, gritos, voces, bubucelas, de todo, aquello era fantástico, nos bajamos del autobus con una sonrisa, de oreja a oreja. En definitiva, no he tenido mejor santo en toda mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario