viernes, 24 de febrero de 2012

Una historia que dicen que ocurrió de verdad.

Una chica, de 17 años:
Esta chica siente, ¿sabéis qué? amor, odio, repugnancia, cariño, traición.

Una vez, esta chica fue a sacar al perro enfrente de su casa, en pijama, muy abrigada, pero en pijama. Saca el cigarrillo, chesterfield, claro está, saca el mechero y procede a encenderlo. Mientras que está fumando, está pensando: "¿qué he hecho yo para que estas cosas me pasen?". Con la cabeza agachada, piensa: "Pero... ¿qué estoy haciendo?". A los pocos segundos, coge el móvil y marca un teléfono, pero se arrepiente de hacerlo y lo vuelve a guardar. En ese momento, aparece un chico en la cera de enfrente, ella lo mira, fijamente, y no para de mirarlo hasta que lo pierde de vista. A continuación, pensó: "¿por qué no he parado de mirarlo? qué me ocurre?". Ese chico resultó ser el mismo que está en su instituto.

Unos meses antes, esta chica, quedando con su amiga en verano, conoció a este chico más a fondo, empezó a hablar con él, estaban muy bien. ¿Qué ocurrió después? que cuando empezaron las clases, ella empezó a verle todos los días y un día pensó: "Uff... algo raro me está pasando con este chico, y no me gusta nada esto..."
A esto que pensando y dándole vueltas al tema, empezó a darse cuenta de que lo que le estaba pasando era que se estaba enamorando.

Pocos días después, le contó a sus amigas qué le estaba ocurriendo con ese chico, y una de sus amigas, especialmente una, le contó a él que a la chica le gustaba él y a esto que esta chica se entera de todo esto cuando un día, a primera hora de la mañana, se encuentra a sus amigas haciendo corrillo y ella no pudiéndose enterar de nada porque no la dejaban. Cuando empezó la clase, su amiga (que actualmente es su mejor amiga) le confesó lo que estaba pasando. A la chica esto le sentó muy mal. Su amiga lo que le contó es que él sabía que a la chica le gustaba él y que él se había enterado porque se lo había notado a la chica.

A los pocos días, la chica habla con otra de sus amigas y ésta le dice que no es que se lo notara ni nada, sino que a él se lo habían contado, de ahí que ese día formasen corrillo. La chica se sentía confusa porque no sabía si creer a su amiga de la clase o a su otra amiga.

Al día siguiente la chica faltó a clase porque no se encontraba bien y cuando volvieron todos de clase, la chica preguntó qué tal les había ido el día y ésta le contó que estaban hablando de todo el tema este, y le dijo que ponía en un compromiso a su amiga de clase. La chica, sin entender nada, al día siguiente habló con su amiga de la clase y ésta le dijo que no, que no la ponía en un compromiso.

Un fin de semana, Sábado, era el concierto de uno de sus amigos y fueron todos y todas.
La chica estaba muy nerviosa porque no sabía qué ponerse, estaba feliz porque unos días antes se dio cuenta de que tenía que decirle lo que sentía y tenía que decirle toda la verdad. Mientras que se estaba preparando, estaba con la música a todo volumen y no para de cantar y de sonreír.
Cuando llegó allí se encontró a su amiga y ésta se quedó con ella y estuvieron muy bien. Vieron a muchos amigos que no veían desde hacía tiempo y no paraba de llamar a su amiga de la clase y ella no hacía más que decirle que iba para allá, que se estaba preparando y cuando empezó el concierto, llegó el chico que le gustaba, y ya se estaba poniendo muy nerviosa y tensa, ya llegaba el momento de hablar con él...
Entró al concierto y se puso en primera fila a grabar a su amigo, y cuando acabó, se dio la vuelta y se lo encontró detrás suya, le saludó poniéndose muy nerviosa y salió de allí, inmediatamente después, llamó a su amiga de clase y le dijo que él estaba allí, que por favor, le hiciese el favor de venir, que era URGENTE.

Segundos más tarde, la chica llamó a su otra amiga y le dijo que no sabía qué hacer que estaba sola, que él estaba allí y que necesitaba hacer algo ya, le pidió por favor que se quedase hablando con ella un rato, cuando colgó, la chica se fue en busca de otros amigos que por allí andaban, se quedó con ellos hasta las 21:30 que la chica se fue a su casa porque estaba harta de esperar a su amiga de clase...

A continuación, la chica llamó a su amiga de clase y ésta le dijo que estaba con el chico que a la chica le gustaba y que había estado donde el concierto, la chica le contestó que llevaba esperándola mucho tiempo y que dónde estaban y ésta le dijo que estaban en un parque y que si la chica quería que iban a buscarla a su casa, ésta le contestó que vale, que vinieran.

A continuación, llegaron a su casa los dos, el chico que le gustaba y su amiga de clase. El chico que le gustaba se largó al instante, se quedó con la chica su amiga de clase.

La chica le contó a su amiga de clase todo lo que sentía por él, que estaba enamorada de él... que no paraba de pensar en él... y la amiga de clase le contestó que el chico no estaba hecho para eso, que no quería nada serio, y que tenía que olvidarse de él... la chica se vino abajo...

Al día siguiente por la mañana, la chica se levantó y se puso en el sofá, se conectó a una de las redes sociales que tiene y se encontró un mensaje de el chico que le gusta diciéndole que sabía todo lo que le estaba pasando QUE SE LO HABÍAN CONTADO y que se olvidara de él y que era una gran persona. A la chica se le cayó la cara de vergüenza...

Le contó todo eso a sus amigas y éstas le dijeron que tenía que pasar página, etc.

La chica se pasó todo el resto del día de bajona.

La historia continuará, pero por el momento no, he de pensar demasiado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario